Diario de viaje

El Salvador, el pulgarcito de América

31 marzo, 2020


El Salvador es el país más pequeño de América continental, si uno quiere puede atravesarlo en un día sin problemas y por eso lo llaman El Pulgarcito de Amércia. Nosotros teníamos ganas de conocer este país sobretodo para probar las pupusas, de las que veníamos oyendo hablar desde Panamá.

Ruta de las flores

Llegamos al país por la ruta de las flores, una ruta que transcurre por pueblos típicos muy lindos y acogedores. Comimos ricas pupusas y nos encantaron los murales que llenan muchas de las paredes de los diferentes pueblos en la ruta.

Estacionamos y dormimos en las plazas de muchos de estos pueblos. Nos parecieron lugares tranquilos y de los más lindos para conocer en el país.

Mural en el pueblo Ataco
Mural en el pueblo Ataco

Observatorio Micro-Macro

Nos encantó conocer el proyecto del Observatorio Micro Macro de la Universidad Don Bosco, que recién está empezando con Brisa Terezon al frente. Es curioso porque en la universidad no tienen física.

En el club de astronomía hay estudiantes de diferentes carreras que no necesariamente han de ser del ámbito científico. Con ellos estuvimos varios días realizando actividades.

En el observatorio tienen varios microscopios y telescopios, para conocer el Universo desde lo muy pequeño a lo muy grande. El objetivo no es sólo formar jóvenes en astronomía, sino también hacer divulgación. Y para conocer el universo, lo muy grande, primero hay que empezar con lo muy pequeño. Como siempre contamos en nuestras charlas. Y para esto tienen tanto telescopios como microscopios. En el Observatorio tienen un telescopio de medio metro con el que seguro harán grandes cosas.

En nuestros días en la capital también estuvimos en la universidad nacional de San Salvador, gracias al profesor Raúl.

Observatorio Micro-Macro
Observatorio Micro-Macro

La esmeralda de América

Otro de los pueblos turísticos que visitamos fue Alegría, que además de tener el nombre más bonito que he visto en un pueblo, tiene una laguna con una alta concentración de azufre. Huele un poco feo, pero tiene un color muy lindo. Gabriela Mistral la llamó la esmeralda de América.

Laguna Alegría
Laguna Alegría

Familia salvadoreña

En todos los países siempre conocemos alguna familia que nos acoge y por unos días nos sentimos como en casa. En este caso fue la familia de Raúl, que nos trataron como a uno más de la familia y nos llevaron a comer las pupusas más ricas y grandes que probamos. Las pupusas son una masa de maíz (o arroz) rellenas de cualquier cosa que puedas imaginarte, normalmente de chicharrón, o de frijol y queso.

Superpupusa
Superpupusa

Grupo Astro

Tuvimos la oportunidad de visitar la costa y diferentes lugares con miembros de la Asociación Salvadoreña de aficionados a la astronomía ASTRO. Con Fernando y Ariel fuimos al lago de Ilopango a disfrutar de las vistas y tomar un rico café salvadoreño. El lago es el cráter de una antigua erupción masiva.

Astro es el primer grupo de aficionados que conocemos que tiene su propio observatorio, con incluso radiotelescopios para poder observar cuando no está despejado.

Nuestra última parada en El Salvador fue el salto de Malacatiupan. Habíamos visto saltos hermosos, habíamos visto ríos de aguas termales, pero nunca habíamos visto un salto de aguas termales. Fue uno de los lugares que más nos gustó de este país que nos ha recibido tan bien.

Salto Malacatiupan
Salto Malacatiupan


FACEBOOK

RECORRIDO

© 2020 Acoge a un científico.