Puerto Madryn (I) – Descubriendo la ciudad

Las ballenas nos dieron la bienvenida nada más llegar

Camino a Madryn
Camino a Madryn

Puerto Madryn es una ciudad costera en medio del desierto. Vinimos desde Valle Medio de Río Negro en micro, nos despertamos en el bus en medio de la nada. Así nos dió la bienvenida la Patagonia, una gran llanura llena de arbustos que no llegan a la rodilla (bueno a mí a lo mejor sí…). El bus va por en medio de la nada y de repente llegas a una bajada donde ves toda la ciudad.

Armando la carpa
Armando la carpa

Los primeros días dormimos en un camping al final de la playa de la ciudad. Nada más montar la tienda nos asomamos al acantilado a ver el mar y nos llevamos una gran sorpresa, las ballenas nos dieron la bienvenida. Hacía tres semanas que no se veían ballenas tan cerca de Puerto Madryn y nosotros nada más llegar vimos unas cuantas, saltando y nadando con sus crías.

 

Nuestro contacto con las escuelas

Lobos Marinos en Punta Loma
Lobos Marinos en Punta Loma

Contactamos con Ximena, trabaja en la Universidad Tecnológica Nacional en la sede de Puerto Madryn. Estuvimos hablando con la gente de la Universidad para hacer algún proyecto en común de capacitación docente para el año que viene. Ximena fue un encanto y nos llevó a Punta Loma a ver lobos marinos 😊. Es impresionante verlos hacinados, caminando unos encima de otros y pelearse.

Estuvimos en la Escuela de Pesca con los chicos de último curso. Pablo, marido de Ximena, es el director de la escuela. Nos lo pasamos muy bien y nos reímos mucho, nos contaron chistes y acertijos.

Escuela de Pesca Nº 2701
Escuela de Pesca Nº 2701

Durante algunos días nos alojamos en casa de Martín, docente de la escuela. Fue muy majo con nosotros. Cuando llegamos a su casa no sabía nada de nosotros, sólo sabía que tenía que alojar a un par de gallegos, y no le importó acogernos unos días. Al principio, a su hijo de 4 años no le hizo gracia que le robáramos la habitación, pero después no quería que nos fuéramos. ¡Muchas gracias a todos por abrirnos las puertas de vuestra casa! Nos encanta convivir con gente de distintos lugares y ver que las preocupaciones y expectativas de la gente son iguales en todo el mundo.

Turisteando por Madryn

Paseando con Belén
Paseando con Belén

Tratamos de contactar con más escuelas, pero están terminando el curso y no tenían tiempo para nosotros. Así que nos instalamos en casa de Belén, prima de Ángel, que lleva poco tiempo viviendo en la ciudad. Vive en un monoambiente y durante una semana acampamos en su suelo 😊.

Nos dedicamos a turistear por la zona. La playa de la ciudad es muy bonita y tiene dunas en las que se echan unas siestas espectaculares cuando no hay viento, cosa que no ocurre muy a menudo…

Bicicleteando por el Doradillo
Bicicleteando por el Doradillo

Alquilamos unas bicis y nos fuimos hasta la playa de las canteras. Desde allí se ven ballenas cuando es la temporada de apareamiento.  Se ven de muy cerca, pero en esta época ya no están, así que la opción que nos queda es hacer el avistaje desde una embarcación. El camino es de ripio y con viento no es muy recomendable ir en bici. Tardamos unas dos horas y media en ir, no es mucho pero el camino es un poco peligroso. Los coches no entienden que al ir en bici no puedes ir por los lados porque hay arena y se te va la bici.

Día de museo en el EcoCentro

EcoCentro
EcoCentro
¡Soy un krill en apuros!
¡Soy un krill en apuros!

Uno de los días de viento, que son muchos, nos refugiamos en el ecocentro. El museo es pequeño pero cuenta todo lo que necesitas saber sobre el fondo marino, la ballena franca austral, los pingüinos de magallanes, los lobos y los elefantes marinos. Es un museo interactivo que está muy bien para ir con niños, o para adultos como nosotros que disfrutan como niños. Hay un simulador de un visor de ballenas bajo el agua, se ven y se oyen sus sonidos. Y al entrar y salir puedes sentirte como un krill en apuros siendo engullido por las barbas de las ballenas.

El principal atractivo de la ciudad son los avistajes de animales marinos y las actividades acuáticas como windsurf, kayak o buceo con lobos marinos. El avistaje de Ballenas se hace exclusivamente desde Puerto Pirámides, un pequeño pueblo en Península Valdés. Dependiendo de qué animales quieras ver debes venir en una u otra fecha. Para ver ballenas desde cerca de la costa la mejor época es septiembre. Nosotros no vinimos en la mejor época pero pudimos verlas de cerca! Pero esto os lo contaremos en la siguiente parte de la entrada.

Avistaje de animales marinos